El género del idioma vasco


Los géneros de los entes no animados

En idioma vasco los nombres de objetos inanimados no llevan marcado el género  porque los artículos y los adjetivos tienen una sola forma sin ninguna marcación
Sin embargo ciertos objetos tienen una personificación según una lógica etnográfica de tradiciones y leyendas o asimilaciones.

1. La tierra, el sol y la luna
La tierra en vasco se dice lurra y se identifica como mujer y cuando nos referimos a ella podemos decir amalur o madre tierra. La tierra es productora de vegetación y se la ve como mujer que engendra hijos y precisamente sus hijas el sol y la luna, éstos de género femenino (ver Mitología Vasca de J.M. Barandiarán)

2. El cielo
Para los vascos el cielo es de género masculino y antiguamente se decía Urtzi u Ortzi. En la mitología vasca es una divinidad inferior a la tierra. No coincide con los mitos indoeuropeos que el cielo es la divinidad superior

3. Los árboles
Los árboles en el imaginario vasco se toman como masculinos y cuando se refieren a ellos así lo denotan, por ejemplo de Wikipedia en idioma vasco extrajimos un pedazo del artículo del árbol de Guernica:

3.1. Varonía del roble

Aita Haritza (XIV. mendea-1742)
Usadioaren arabera, erregistratutako zuhaitzaren jaiotza datarik zaharrena XIV. mendean ipini ohi da, hau Lehenengo Haritza izan zen.1742. urtean hil eta Haritz Zaharra deritzonak ordezkatu zuen, honen enborra gaur egun Gernikako Batzarretxearen esparru barnean ikusgai dago.

Como se puede apreciar se habla del árbol de la casa de Juntas de Guernica como de un hombre al tratarse de aita y no de ama. La ideología vasca ve al árbol como protector y por ello aunque el árbol no tenga marca distintiva se personifica como varón
En sentido contrario el idioma latino el árbol es femenino y la mayor parte de árboles también y se identifica como mujer porque el árbol da frutos como las mujeres dan hijos. En castellano el árbol es masculino quebrando la continuidad entre el latín y el castellano debido a la subyaciencia del vasco en donde se originó el idioma castellano. El castellano se originó en la Castilla de las Merindades en el norte de la provincia de Burgos y un pequeño trozo de esa Castilla llamado el condado de Lantarón se encuentra en Álava.

3.2. El árbol tomado como nombre de varón
Zuhaitz y su variante occidental zugatz se usan como nombre de pila masculinos (Euskaltzaindia)

3.3 Los arcaicos dioses árboles
Como testimonio de un panteísmo milenario, en lápidas aquitanas de la época romana leemos las dedicaciones: Arixo deo, Artehe deo, Fago deo, Leheren deo, a los dioses Roble, Encina, Haya y Pino, en expresión vasco-latina cuya inteligencia respectiva es fácil a través del vasco actual haritz, 
art(h)e, pago y leher. Entonces en el siglo II d.C. los vascos de la Aquitania, lo que hoy llamamos Gascuña, personificaban los distintos árboles como dioses, es decir le asignaba el género masculino.
Un habitante poderoso de los bosques era Basajaun, que llegó a tener réplica femenina en Zuberoa, con la presencia de Basandere.
Todavía en los albores de este siglo R. Mª Azkue recogía la frase ritual que dirigían los leñadores al árbol que iban a cortar: Guk botako zaitugu eta barkatu iguzu (nosotros te derribaremos y perdónanos).
Ese respeto y convivialidad con el árbol adquirió a través de los siglos carácter simbólico y representativo y de ahí la veneración otorgada a los robles de Gernika, Aretxabalagana y Arriaga, como protectores vivos de las Juntas de Bizkaia y Álava, que al amparo de aquellos robles se celebraban.


De entre todos los árboles singulares repartidos por toda la geografia vasca, "el árbol Malato" de Ayala merece especial mención. El origen de la singularidad del árbol Malato parte de la figura legendaria de Juan Zuria, hijo de un duendecasa y una infanta escocesa llegada a Mundaka. Fue elegido por los vizcaínos para, a su frente, expulsar a las tropas capitaneadas por un hijo del rey de León, que habían llegado hasta Bakio causando grandes estragos a su paso. Las tropas vizcaínas vencieron a las leonesas en la batalla de Padura, y las persiguieron hasta el árbol de Lujaondo, donde abandonaron la persecución. Estos hechos ocurrieron en el año 840, 870 u 880 según diferentes historiadores. Lo cierto es que, a partir de entonces, el árbol Malato era considerado faro o señal de la frontera militar del Señorío de Bizkaia. En 1603 el árbol ya no existía, por lo que en Juntas Generales se decide conmemorar el lugar donde estaba enraizado con una cruz de piedra y un letrero. El roble que ocupa en la actualidad el lugar del Malato es un ejemplar muy joven descendiente del Arbol de Gernika.
Abedul = Urki
Acebo = Gorosti
Aliso = Haltz
Arce = Astigar
Avellano = Urritz
Boj = Ezpel
Castaño = Gaztain
Cerezo = Gereziondo
Chopo = Makal
Ciruelo = Aranondoa
Encina = Arte
Enebro = Epuru
Espino blanco = Elorri
Fresno = Lizar
Haya = Pago
Higuera = Pikondo
Laurel = Erenoitz
Madroño = Urbi
Manzano = Sagarrondo
Níspero = Mizpirondo
Nogal = Intxaurrondo
Olmo = Zumar
Peral = Udarondo, madariondo
Pino = Pinu
Plátano = Albo
Roble = Haritz
Sauce = Sarats
Sauco = Intsusa
Tejo = Hagin
Tilo = Ezki


0 comentarios:

Publicar un comentario