Características físicas de los vascos




Por Manuel Araña Mendinueta.


Si el tema lo tratara un etnólogo de la categoría de don José Miguel Barandiarán, no negaría lo que voy a escribir, pero sería un trabajo mucho más perfecto.
Considerando este tema a nivel popular, yo destacaría tres características muy fáciles de reconocer a simple vista. Además hay otra que se descubre con un sencillo análisis sanguíneo y no a simple vista.
Caricatura de vasco / papelesdeermua.com
Quiero relatar una anécdota que viene al caso. Después de haber pasado muchos años en la Argentina, en 1967 viajé por primera vez a los pagos paternos, y una de mis primeras visitas fue a Néstor Bastarrechea. Este polifacético artista bermeano, que en ese momento estaba preparando la película Ama-Lur, al verme de preguntó: ¿en tu pueblo hay caras de vasco como la tuya? Porque las caras de personas que tengo en la película no me convencen demasiado.

Le contesté que el padre y los hermanos nos parecíamos muchísimo y que en nuestro pueblo había muchas persona con las características que él deseaba para su película.

Ni corto ni perezoso, al día siguiente, junto con el cameraman, nos hicimos presentes en Arbizu, revolucionándolo ante la posibilidad de que el pueblo y muchas personas entraran a tomar parte de la película. El cameraman, ante las indicaciones del director Néstor Bastarrechea, nos hizo varias tomas para la película Ama-Lur, y así y desde allí nuestras caras han pasado a la historia.

¿En que se fijó el director de cine para meternos en la película? ¿A simple vista, cuáles son las características más notables del perfil vasco? Para un buen observador, y también para él, no lo es tanto, entre los euskauldunes de raza hay algunas prominencias físicas que llaman poderosamente la atención, como el mentón o perilla sobresaliente, la nariz prominente y las orejas llamativamente grandes. En la mayoría de los vascos hay alguna de estas características.

Vamos a empezar por el mentón o perilla saliente, que nosotros en euskara llamamos OKOTZ HAUNDI. Okotz se traduce por mentón o perrilla, y haundi por grande. Es posible ver alguna persona con mentón saliente en cualquier parte del mundo, pero es difícil, y hasta diría imposible, ver tantas personas con esas características como lo hay en nuestros pueblos. A un futbolista, por supuesto con ascendencia vasca y nacido en América, entre nosotros le conocemos, no por su apellido vasco como todo el mundo, sino como OKOTZ porque su cara lo delata como un típico okotz haundi de la raza vasca. Si comparamos las tres características entre sí tal vez sea ésta la menor en número en cuanto a medidas cuasi escandalosas. No me atrevo a afirmar con toda seguridad.

¿Alguna vez Quevedo llegó al país vasco? Porque si no llegó ¿cómo escribió aquello de "erase un hombre a una nariz pegado"? Si hubiera en el país vasco como Víctor Hugo u otros literatos foráneos, seguramente esa frase la habría exagerado aún un poco más si eso fuera posible, o si no habría puesto en plural "éranse unos hombres a narices pegados". Al narigón lo conocemos como SUDUR HAUNDI. Sudur se traduce por nariz y haundi, como hemos escrito antes, se traduce por grande.

Después de varios años de ausencia iba a Iruña en la Villavesa y recuerdo que me llamó poderosamente la atención la cantidad de narigones y narigonas, dicho esto con el mayor respeto a mis queridos paisanos. Por lo menos en la Argentina ha habido y hay entre las mujeres la moda de hacerse la cirugía estética, que en otras palabras consiste en achicar la nariz. Cuando me he encontrado con personas amigas que han realizado esa operación, les he dicho que yo no me prestaría a ello aunque me hicieran gratis la operación, porque la nariz es la matrícula de la familia y por ese motivo ese adminículo es del todo intocable.

Sin dudas la más llamativa de las tres características es la de las orejas, por sus dimensiones sobresalientes. No hay duda de que llaman poderosamente la atención las orejas de los vascos, o por lo menos las orejas de algunos vascos. Hay orejas de algunos vascos que sin exagerar son el doble de las de otras personas. Al indicar esto no estoy ridiculizando a nadie, porque estaría tirando piedras a mi tejado, si no anotando una realidad innegable. En distintos pueblos de la humanidad ha habido y creo que habrá maneras de llamar al resto del mundo. Así por ejemplo los judíos llamaban gentiles a todos los que no eran de su raza, es decir a todos aquellos que no eran judíos. No sé si hoy también acostumbrarán a llamar así ya que están esparcidos por todo el mundo y así se pierde un poco el sentido de la raza al mezclarse con otras razas.

Nosotros, sobretodo cuando hablamos en euskara también tenemos una manera de llamar a los no vascos. Les llamamos BELLARRI MOTZAK. Bellarri se traduce por oreja y motza quiere decir corta. Así decimos en euskara, y no despectivamente, handellarri motza duk; el sentido literal de la traducción es: éste es un oreja corta. Pero con ello todos entendemos que esa persona no es vasca. Es decir que no nos fijamos en el sentido literal de la frase, sino en el sentido figurado o prefigurado.

Pero además de esas características salientes y bien visibles, hay otra, en la que quiero hacer hincapié, que no por no ser visible sea menos llamativa. La característica del grupo sanguíneo Rh negativo varía aproximadamente entre un 3 y 5%. Incluso, dicen, en algunos grupos de indígenas no hay Rh negativo. Pues bien en nuestros pueblos entre euskaldunes de ascendencia directa vasca ese porcentaje traspasa el 50% y en algunos casos llega hasta un 70 y 75%.

El Rhesus es un -para llamarlo de alguna manera- elemento común al mono y a los de sangre de Rh positivo. Los Rh negativos no tienen ese elemento. Por eso la sangre no es ni mejor ni peor, es solamente distinta. A nivel mundial entre los vascos existe el mayor porcentaje de Rh negativos. Algo que a los científicos hematólogos les ha llamado mucho la atención. El porqué de ese porcentaje no se sabe. Hay también razas en el mundo que no se han mezclado pero que tienen un porcentaje de Rh negativo muy bajo o nulo.

Aquí quedan reseñadas cuatro características de las muchas posibles de los vascos. En algunos sobresale una característica, en otros dos y hay otros que también tienen tres. Algunos otros y creo que seremos los menos, tenemos las cuatro características que he reseñado: OKOTZ HAUNDI, SUDUR HAUNDI, BELLARRI MOTZAK y aún Rh negativo, que en mi caso es de grupo A.

Si se dan todas estas coincidencias en una sola persona probablemente estamos ante un vasco o por lo menos ante alguien de ascendencia vasca, pero también podrían darse excepciones que confirmarán la regla como sucede en tanto aspectos de la vida.
Fuente: Euskaldunak - Los Vascos Año III Nº 6 Abril de 1997.

5 comentarios:

barbara ormachea dijo...

Muy lindo articulo

Seiren Drack dijo...

Vaya. Es interesante. Mi familia paterne tiene una fuerte ascendencia española, y todos tienen una nariz inmensa además del mentón tan prominente. Yo sólo he heredado la enorme nariz jajaja pero, lo que me llama la atención, es que de toooda mi familia sólo mi hermana menor y yo tenemor el rh negativo, ambas tenemos el tipo sanguíneo A-
y Nadie más lo tiene, ni de la familia de mi padre ni de la de mi madre. Ni mis abuelos...nadie, sólo mi hermana y yo. Es tan raro

Martín Ulloque dijo...

Seran adoptadas?

Martín Ulloque dijo...

Seran adoptadas?

Renzo Icaza dijo...

los principales rasgos son el grupo rh negativo y tambien el hueso mastoideo del craneo mas desarrollado.

Publicar un comentario